8/21/2011

ALTERACIONES DEL RAQUIS

Anomalias de transición lumbo-sacra

Consiste en la fusión de la quinta lumbar con el hueso sacro ("sacralización de la 5ª lumbar") o en la aparición de una sexta vertebra lumbar, que corresponde a la primera sacra que no se ha fusionado con las demás ("lumbarización de la 1ª sacra").
 
 
Escoliosis 
 
Consiste en la desviación lateral de la columna vertebral. En más del 85% de los casos su causa es desconocida.
Vista desde atrás una columna vertebral normal es recta, de forma que la espalda aparece simétrica. Cuando existe una escoliosis, la columna se ve curvada y se pueden observar uno o varios de estos signos:
- Una cadera más alta o abultada que la otra.
- Un omóplato más alto o abultado que el otro.
- Un hombro más alto que el otro.
- La cabeza no está centrada con respecto a las caderas.
- De pie, con los brazos colgando, el espacio entre un brazo y el tronco es mayor a un lado que al otro.
- Al agacharse hacia adelante con las piernas estiradas hasta que la espalda quede horizontal, un lado está más alto o abultado que el otro.
 
 
 
Hipercifosis

Consiste en el aumento de la concavidad anterior de la columna dorsal.
En la mayoría de los casos se debe a la adopción prolongada de posturas inadecuadas o a que falta potencia en la musculatura paravertebral. Lo habitual es que no cause dolores y sólo sea una observación estética. Observando al sujeto de perfil, se percibe el aumento de la curvatura, en forma de "joroba" o "chepa".



Hiperlordosis

Es el aumento de la concavidad posterior de la columna vertebral, habitualmente en la zona lumbar aunque también puede darse en la cervical. el acortamiento de la musculatura isquiosural puede facilitar la adopción de posturas hiperlordóticas. Antiguamente se creía que la hiperlordosis causaba dolor de espalda. Realmente no es así. Lo habitual es que sólo sea una observación estética y no cause dolores.
 
Rectificaciones

Consiste en la disminución de la curvatura normal de la columna vertebral. La rectificación cervical o lumbar significa que su lordosis es menor de lo habitual o incluso ha desaparecido, de forma que la columna es recta vista de perfil. En la columna cervical, a veces incluso se observan inversiones de la lordosis, lo que significa que es cóncava hacia adelante en vez de hacia atrás.
La rectificación de la columna dorsal significa que ha disminuido o desaparecido su concavidad hacia adelante.



Hernia discal 

Entre las vertebras de la columna vertebral estan los denominados discos intervertebrales, los cuales se comportan como un amortiguador en los movimientos del raquis.
Esta disco está formado por el núcleo pulposo y el anillo fibroso. El núcleo pulposo ocupa la parte central y tiene un alto contenido en agua, que va disminuyendo con la edad, lo que hace que con los años pierda elasticidad y capacidad para soportar tensiones. El anillo fibroso recubre el núcleo pulposo y está formado por láminas dispuestas en distintos ángulos, lo que facilita la transmisión de presiones.
A partir de los 30 años se producen cambios degenerativos en el disco que conducen a una pérdida de resistencia del mismo. El anillo fibroso puede hacerse incompetente y el núcleo puede desplazarse posteriormente (protrusión discal) e incluso romperse, de forma que el núcleo se desplace más. Esto es lo que se conoce como hernia de disco y puede producir síntomas por compresión de raíces nerviosas o incluso por compresión medular, en casos severos.
Una hernia discal puede estar causada por un traumatismo, actividad física muy intensa o degeneración congénita. 

2 comentarios: